Derechos en Suecia

¿Qué dice la ley?

Según la legislación sueca, está prohibido discriminar u hostigar a las personas. Existe una protección especial para las personas vulnerables a consecuencia de su orientación sexual o porque son de transgénero. La legislación es aplicable si eres víctima de discriminación por ejemplo de un empleador, una escuela, una universidad, en la asistencia sanitaria o la asistencia social. Existe información en inglés acerca de la legislación sobre discriminación en la oficina del Defensor del Pueblo por DiscriminaciónPuedes contactar con el Defensor del Pueblo por Discriminación para hacer consultas, recibir apoyo o asistencia legal.

Delitos de odio

En la legislación sueca existe una protección adicional para las personas y grupos que son víctimas de delitos de odio. Un delito de odio tiene lugar cuando una persona ataca a otra debido a que siente odio o aversión por la pertenencia de la víctima a un determinado grupo social. El autor del delito puede estar motivado por el odio o la aversión a personas de transgénero, homosexuales o bisexuales, a personas que pertenecen a una determinada religión o que provienen de grupos étnicos o países determinados.

Un delito de odio tiene lugar, por ejemplo, cuando una persona ataca a otra llamándola “maricón de mierda”, o alguien somete a un compañero de la escuela a hostigamientos reiterados llamándole “negro de mierda”. Todos los hechos delictivos pueden estar motivados por un delito de odio y si se establece que un delito es de odio la pena puede agravarse. Esto se controla mediante “la Ley de agravamiento de penas” que protege a varios grupos incluyendo las personas de transgénero, homosexuales y bisexuales.

También está prohibido intimidar o manifestar desprecio de alguna otra manera hacia un grupo de personas haciendo referencia a su raza, color de piel, origen nacional o étnico, creencias u orientación sexual. Esto se denomina incitación al odio racial.

Si sientes que has sido víctima de un delito es importante que lo denuncies a la policía. Puedes recibir apoyo y ayuda para hacer la denuncia del servicio de asistencia a las víctimas del delito de RFSL o poniéndote en contacto con BOJ (la Federación Nacional de Servicios de Asistencia a las Víctimas del Delito) en el teléfono +46 8 642 00 44. BOJ está presente en alrededor de cien poblaciones de todo el territorio sueco y ofrece asistencia en varios idiomas.